La presencia médica en redes sociales

Sígueme!

Dra. Onelia Greatty

Médica Cardióloga
Ultrasonido vascular
Gestión de Entornos Virtuales de Salud - Educación a distancia
Dra. Onelia Greatty
Sígueme!
5
(2)

Introducción

Sirven las redes sociales de los médicos como potencial canal de encuentro con quienes conforman su entorno. Cuando esta aproximación entra en el campo de la relación médico-paciente cobra gran importancia la ética y el cuidado de su presencia en ellas .

El uso individual que los médicos damos a las redes sociales puede ser muy diferente, existen casos que pueden ir desde el uso informal hasta el uso estrictamente académico. De aquí en adelante me referiré exclusivamente al uso que los médicos damos a las redes sociales para emitir información vinculada a la salud.

Esta nueva forma de relación no presencial se desarrolla en un ambiente social con características muy marcadas como lo son la inmediatez, una conectividad vertiginosa con potencialidad casi ilimitada de difusión, con capacidad de dar un salto – instantáneo e inesperado – de lo privado a lo público y a las que se llega a través de un fácil acceso. Todo ello aumenta el riesgo a la vulneración de normas deontológicas, a la privacidad y respeto al paciente o al médico mismo. De ello derivarán una serie de observaciones que iremos desvelando.

La relación médico-paciente

La asistencia médica demanda una relación plena de entendimiento y confianza entre el médico y el paciente. Para que esta relación progrese hacia el logro en el cuidado de la salud el profesional de la medicina está en el deber de velar por su conducta, actitud, lenguaje, formas e imagen para favorecer la plena confianza del paciente y de la sociedad para la cual ha decidido servir.

Es conocido que buena parte del tratamiento descansa no sólo en medicinas si no también de la comunicación o conexión con el paciente. La relación médico paciente es un vínculo que se forma de muy diversas maneras pero que es reconocido debe estar en el contexto de la ética  y la deontología(1). 

Por otro lado, muchas de las quejas contra médicos e instituciones de salud han sido consecuencia de fallas en la comunicación o bien de una relación médico-paciente deficiente. 

También se ha reconocido que una relación médico paciente muy cercana o próxima a la amistad está asociada como fuente de éxito en solicitudes de servicios profesionales pero no garantiza el bagaje académico del médico que la dispensa(2). 

Una relación médico paciente exitosa puede facilitarse o no por medio de las redes sociales, más con poca probabilidad tenga la misma penetración que la relación directa establecida en el área clínica.

👇 Haz CLIC AHORA y disfruta de las mejores 🏆 Medias compresivas ¿te las vas a perder? 🤩

Sigvaris Style Sheer 780JOBST UltraSheer cintura altaJobst Unisex Activewear Calcetines hasta la rodilla
amazon Precioamazon Precioamazon Precio
Compresión:
Moderada
15-20 mmHg
Compresión:
Moderada
15-20 mmHg
Compresión:
Moderada
15-20 mmHg
Dedos
Cubiertos
Dedos
Cubiertos
Dedos
Cubiertos
Color
9 colores: café, negro, beige natural,azul marino oscuro, moka, hierba mora, bronceado, almendra tostada, arena cálida
Color
9 colores: antracita, beige, negro clásico, Espresso, miel, natural, azul marino oscuro y dos tonos de bronceado
Color
5 colores:gris acero, blanco cool, negro cool, azul vaquero y blanco
Altura
Pantorrilla
Altura
Panty
Altura
Hasta la rodilla
Ver la tallaVer la tallaVer la talla

Oportunidades que ofrecen a los médicos las redes sociales

Los médicos en general encuentran en las redes sociales oportunidades para(3):

  • Lograr una presencia visible y ubicua.
  • Relacionarse con otros profesionales, ofreciendo amplias posibilidades de intercambio de información médica, sirviendo de apoyo, consejo o ayuda a los compañeros donde quiera que se encuentren(4).
  • Informarse sobre lo más reciente de su sector.
  • Hacerse de un medio rápido y directo para transmitir un mensaje.
  • Generar seguidores a quienes transmitir información promoviendo el desarrollo de una marca personal (branding).
  • Lograr una imagen de autoridad.

Expectativas de los pacientes ante las redes sociales médicas

Ante todo, recordemos que el ser humano es un ser social por lo que su inclusión y participación en comunidades virtuales va en creciente ascenso. No es posible saber con exactitud lo que desea un paciente cuando entra en la red social de un médico pero podemos hacer algunas presunciones en base a la experiencia sobre cuáles serían sus expectativas:

  • Conocer “más de cerca” el pensamiento y reputación de su médico, indagar en quién es esa persona y cómo es visto en la comunidad médica.
  • Los pacientes quienes interactúan en estas comunidades posiblemente verán en las redes sociales una forma rápida de estar informados y tener acceso a los recursos médicos que deseen. 
  • Muchos quieren ser tratados con: más empatía, más escucha, mejor comunicación. 
  • Hemos objetivado como hay pacientes quienes actúan en las redes sociales como consumidores pasivos de información, otros por el contrario van con la idea de que existe un derecho tácito a que se les sirva de información gratuita (aunque la verdad es que siempre hay alguien quien paga por ella) y sencillamente la piden, como quien pide una dirección. 
  • En muchos privará el deseo de lograr la inmediatez en la solución de algún problema y/o lograr la reducción de la ansiedad que en ocasiones genera la incertidumbre por el desconocer sobre un tema que le atañe, así persigue obtener seguridad, conexión y acompañamiento.
  • El paciente que busca conectar con su médico por redes sociales puede llegar a pensar que en este espacio hay un mayor tiempo para “hablar” con su médico. 
  • En otros casos las expectativas derivarán de su contexto(5).

Dada esta gama de deseos no es de extrañar que se afirme que los médicos mejor valorados por sus pacientes son aquellos con los que se pueden comunicar fuera de la consulta(6) aunque esto en realidad no sea signo de mayor preparación médica cubre aspectos vinculados a necesidades humanas.

Las redes sociales en el ejercicio del acto médico

En general un médico en cumplimiento de sus funciones debe cuidar su actitud, lenguaje, formas, imagen, conducta y conceptos que emite tanto fuera como dentro de una red social. La  conducta de un médico en el  ámbito de las redes sociales destinadas a la salud o en cualquier caso que trate sobre el desempeño de su profesión se considera un “acto médico”(7). 

Para entender esto veamos cómo se define un acto médico:

El acto médico se refiere a lo que realiza el profesional de la medicina en el desempeño de su profesión frente al paciente (Ética Médica Individual) y a la sociedad (Ética Médica Social). Los actos que lleve a cabo en función de su vida privada, no profesional, caerán en el campo de la Ética General(8).

Las redes sociales han de usarse como herramientas útiles en la difusión de los mensajes vinculados a la educación sanitaria y a su promoción.

Cuidados que imponen las redes sociales en la práctica médica

Sobre la conducta del  médico asociada a las redes sociales no vale todo. Es muy importante entender la responsabilidad ético-legal que tiene el manejo de una red social para el personal de salud y estudiantes de carreras relacionadas. Más de una vez hemos visto fotos de pacientes en las redes sociales de estudiantes de medicina o de algunos médicos mostrando casos donde es posible identificar al paciente lo cual es un error común y trascendente. 

En las redes sociales de los médicos y estudiantes de medicina es de gran importancia:

  • Preservar la confidencialidad de la información y la privacidad, en el marco del secreto médico y el respeto.
  • Varios autores coinciden que es necesario mantener los límites de la relación médico paciente (Ejemplo: cuídese de solicitudes de “amistad” sin serlo). Puede resultar imprudente establecer inapropiados lazos de amistad con un paciente(9), esto puede, entre otros, hacer perder los límites de cuál es la información realmente permitida.
  • Es muy importante evitar en estas redes impresiones subjetivas o plasmar opiniones no sustentadas en evidencias siendo recomendable siempre mantener el rigor científico.
  • El médico en cualquier ambiente debe mantener una actitud ética basada en los principios de beneficencia, no maleficencia, autonomía y justicia.
  • Cuidarse de la información ilegal, impropia, incierta o poco profesional.
  • Dar uso a cuando sea necesario del consentimiento informado.

🏆 Medias compresivas dedos libres ❤️ ¿Te gustan las sandalias? 🤗

Medias Evo Nation para mujeresMedias TruformSIGVARIS Essential Opaque 860 - Mujer
amazon Precioamazon Precioamazon Precio
Compresión:
15-20 mmHg
Compresión:
20-30 mmHg
Compresión:
20-30 mmHg
Dedos
LIBRES
Dedos
LIBRES
Dedos
LIBRES
Color
Negro / Piel desnuda
Color
Beige
Color
Beige
Altura
Muslo
Altura
Muslo
Altura
Muslo
Ver la tallaVer la tallaVer la talla

Conflictos en materia de comunicación de datos.

Existe una innegable vinculación ético-legal que deriva del uso de la comunicación electrónica de datos, ya sea por vía de las redes sociales o a través de mensajerías y correos electrónicos. 

El secreto médico es un pilar de nuestra práctica fruto de la relación médico-paciente que lleva implícita la obligación de mantener la reserva y la confidencialidad de todo aquello que el paciente le haya revelado y confiado, lo que el médico haya visto y deducido como consecuencia de su trabajo o que tenga relación con la salud y la intimidad del paciente, incluyendo el contenido de la historia clínica debiendo tener una justificación legalmente razonable para compartirlo.

Estos conflictos en la esfera médica pueden surgir de:

  • Enviar por vía electrónica informes médicos con la información del paciente en ausencia demostrable de consentimiento informado suyo o de su tutor. Aun cuando muchas veces se hace esto a solicitud del paciente o buscando su beneficio existe un protocolo que debe cumplirse solicitando su consentimiento informado.
  • Puede ser fuente de conflicto el uso de mensajes directos por parte del médico hacia algún paciente ejerciendo el acto médico. Por ejemplo: Indicar un examen de laboratorio sin siquiera ver al paciente (a veces incluso sin conocerle)
  • El uso de redes sociales para discriminar a candidatos a ciertos tratamientos no entra dentro de lo que el sentido común consideraría prudente. Por ejemplo: Indicar un medicamento no urgente sin evaluar directamente al paciente.
  • Fuente con conflicto presente o futuro es la falta de consideración de la permanencia de la información en internet. Por ejemplo, pueden surgir problemas al referirnos al tratamiento actualmente aceptado para un determinado mal sin colocar la fecha de esta opinión puesto que a futuro puede ser otro el tratamiento e incluso estar contraindicado lo que antes se pensaba era correcto.
  • Una fuente no despreciable de conflictos se encuentra en emitir opiniones sin evidencias, opinar sobre un producto sin saber realmente su efectividad, como por ejemplo las opiniones sobre el supuesto beneficio del ajo como tratamiento para la hipertensión arterial. Hay quienes pueden creer en ello y dejar su tratamiento de probada eficacia para pasar a estas terapias que incluso pueden ponerle en riesgo.

La protección de datos no se debe limitar únicamente a los íntimos, sino a cualquier tipo de dato personal, cuyo conocimiento o empleo por terceros pueda afectar los derechos de nuestros pacientes, especialmente todos los datos que permitan su identificación y que en determinadas circunstancias pudiera constituir una amenaza para el individuo o violenten su libre determinación. 

Se considerarán datos sensibles aquellos de carácter personal que además del estado de salud revelen la raza de origen, ideas políticas, creencias religiosas u otras convicciones, vida sexual, condenas penales. Ellos requieren una especial protección(4).

¿Quienes escriben en las redes sociales médicas y quiénes son los responsables de la información?

Si bien la mayoría de los médicos manejan sus propias redes sociales hay, cada vez con mayor frecuencia, quienes contratan a otras personas para llevarlas, ya sea por falta de tiempo o buscando gente dedicada profesionalmente al branding o a servicios de community manager para asegurar una mayor proyección, posicionamiento y éxito de su red. Estas segundas personas con cierta frecuencia son personal no médico o sin formación en salud.  

Punto álgido este si recordamos que la información vinculada a la salud es éticamente sensible con una cuota intransferible de responsabilidad personal. El médico es responsable de la información que en su red social se publique por lo que no es recomendable estar ausente de revisiones y si necesita de un personal que maneje una red de salud buscar uno de probado conocimiento en el manejo de este tipo de red social.

Por otro lado cada vez más vemos redes sociales estandarizadas llevadas por personal no médico. Tienen un fondo muchas veces reconocible, sin la colaboración de un profesional sanitario la gestión de contenidos puede llegar a notarse pobre y muchas veces sesgada(6), con algo de “olfato”  es posible en más de una ocasión reconocer la redacción de un community manager de la verdadera opinión de un médico. 

Recomendaciones

A continuación, les dejo algunas recomendaciones cuya intención es orientar sobre qué podemos hacer para mejorar la relación “presencia/calidad de los contenidos” en las redes sociales de los médicos, evitando perjuicios de carácter médico legal, infringir la confidencialidad de la información personal de los pacientes, demeritar la imagen profesional del médico o dañar la relación médico-paciente. 

Estas recomendaciones son:

  • Mantener en redes sociales la esfera personal y la profesional separadas.
  • No permita que la información de los pacientes sea accesible en línea.
  • Sea prudente con el uso de imágenes, estas también requieren la autorización del paciente, además recuerde que quien las ve puede ser una persona sensible hacia las imágenes médicas como enfermedades, procedimientos, etc.
  • La información sobre temas de salud difundida en redes sociales debe ser comprensible, veraz, ponderada y prudente. Cuide tanto el fondo como la forma.
  • Evite el consejo médico directo a paciente en redes sociales. No confunda estar en las redes con el deber de contestar a una consulta médica directa sin evaluar y muchas veces sin siquiera conocer el historial del paciente, es mejor redirigir a quien solicita una consulta realizada vía red social a una fuente fiable (página web o blog) donde pueda resolver sus dudas o sugerirle que consulte con su médico(10).
  • Puede ser recomendable aprovechar el poder de difusión de las redes sociales para resolver dudas que puedan ser de interés general más que de interés particular (por ejemplo: Estilo de vida saludable).
  • Tenga en cuenta la posible universalidad de su audiencia, evite opinar con ligereza.
  • Revise periódicamente la información disponible en línea con respecto a su persona eso le dará un patrón de referencia de lo que está logrando.
  • Evite actitudes que puedan lucir insensibles, frívolas o poco acordes con unas elementales normas de urbanidad, educación, cortesía y respeto. Evite así mismo el sensacionalismo y las actitudes insensibles o despectivas. Mantenga el respeto en la interacción con sus pares y pacientes. Que la conducta que mantiene en línea sea ética e igual que la que mantendría en cualquier contexto.
  • Revise la normativa deontológica y legal vinculada a este tema en su país, de no existir le sugiero activarse para promover su pronta creación, para ello hay muchos modelos disponibles.
  • Para aquellos médicos que no escriban o respondan a sus propias redes sociales, subcontratando este servicio, deberían decirlo en ellas de forma visible y es deber supervisarlas.
  • Asista a reuniones de bioética donde se ventilen estos temas para aprender al respecto.
  • Introducir el tema en las cátedras de las escuelas de medicina, mucha información médica no permitida se filtra vía estudiantes de medicina, por ejemplo, en forma de comentarios o fotos.
  • Solicitar para cualquier intercambio de información sobre un paciente vía correo electrónico o mensajería el consentimiento informado del paciente para ello.
  • Recordar que lo que hoy es cierto mañana puede no serlo, pero la información que usted deje en la web y redes sociales hoy va a permanecer por mucho tiempo. Una vez compartida puede llegar a ser imposible eliminarla.
  • Estar en claro que los límites de privacidad de las marcas de redes sociales (Ejemplo: Facebook, Twitter, Instagram, etc.) no son infranqueables y no filtran eficazmente fallas en la ética médica, no obstante, su responsabilidad como médico es individual y seguramente superará las configuraciones de estos programas.
  • La información que se difunde debería ser divulgativa, informativa y de carácter general.
  • Recordar que cuando no quiere que algo se sepa no lo diga.

Es prioridad de la relación médico-paciente que se mantenga la confidencialidad de los datos relacionados con el acto médico, por respeto a la dignidad de la persona que ha otorgado acceso a su intimidad, este principio de cubrir todos los escenarios de la vida con especial cuidado a las redes sociales y demás entornos virtuales. El desconocer la legislación vigente en este sentido no exime de su incumplimiento.

La viralidad de las redes sociales hace que en unos pocos minutos cientos de personas puedan leer un contenido compartido lo que otorga una valiosa oportunidad de contacto con los pacientes permitiendo mantener florecientes interacciones educativas(9), 

Afortunadamente para el correcto aprovechamiento de estas redes las asociaciones o federaciones médicas de cada país van ganado en esta materia y hay muchas que ya incluyen a la información en redes sociales en su normativa deontológica.

REFERENCIAS

1. Sánchez GJM, Rivera CAE, Hernández GLE, Villegas M, Casares S. La Relación médico paciente y la comunicación deben estar asociados a la Ética Médica. Revista Calimed. 2002;8(1):21–27. 

2. Cruz A, Enrique J. Empatía, relación médico-paciente y medicina basada en evidencias. Medicina interna de México. 2017;33(3):299–302. 

3. Greatty O. El Médico en las Redes Sociales [Internet]. Arterias y Venas. 2018 [citado 28 de julio de 2019]. Disponible en: https://arteriasyvenas.org/index/medico-redes-sociales/

4. Aroca CMB, López EG, Aroca CMB, López EG. ¿Cómo afectan los medios sociales a la confidencialidad de los pacientes? Revisión de los potenciales problemas y recomendaciones. Acta bioethica. junio de 2017;23(1):189-97. 

5. GUÍA PRÁCTICA PARA EL USO DE REDES SOCIALES EN ORGANIZACIONES SANITARIAS [Internet]. [citado 28 de julio de 2019]. Disponible en: http://www.seecir.es/biblioteca/bibliograficos/item/guia-practica-para-el-uso-de-redes-sociales-en-organizaciones-sanitarias

6. Falcón MS. Comunicación sanitaria on line: El papel del médico en el marketing de contenidos sanitarios= Online health communication: The role of the physician in health contents marketing. REVISTA ESPAÑOLA DE COMUNICACIÓN EN SALUD. 2016;123–126. 

7. Gil LAM, Franco AIM, Varela TV. Las consideraciones éticas del uso de las redes sociales virtuales en la práctica médica. :11. 

8. Vera Carrasco O. ASPECTOS ÉTICOS Y LEGALES EN EL ACTO MÉDICO. Revista Médica La Paz. diciembre de 2013;19(2):73-82. 

9. Echeverría C, Goic A, Herrera C, Quintana C, Rojas A, Ruiz-Esquide G, et al. Algunas amenazas actuales a la confidencialidad en medicina. Revista médica de Chile. 2015;143(3):358–366. 

10. MANUAL DE ESTILO PARA MÉDICOS Y ESTUDIANTES DE MEDICINA. Organización Médica Colegial de España; 

¿Te resultó útil esta publicación?

¡Haz clic sobre las estrellas para puntuar esta publicación!

Puntuación promedio 5 / 5. Conteo de votos: 2

¡Qué bien que encontraste útil esta publicación! ...

Sería Maravilloso que nos siguieras en las redes sociales!