La Influenza

Onelia Greatty
Sígueme!

La Influenza virus o gripe es una infección respiratoria estacional aparecida entre los meses de otoño, invierno y primavera.

La gripe se propaga fácilmente de persona a persona soliendo alcanzar un pico máximo de casos entre los meses de diciembre y marzo, inclusive hasta mayo.

¿Qué es la Influenza?

Es una enfermedad infecciosa del sistema respiratorio producida por el virus de la Influenza, un virus del tipo de los RNA Orthomyxoviridae que afectan a las aves, mamíferos y a los humanos. Estos virus constan de 4 tipos:A,B,C,D, siendo el tipo A y el B los que causan la temporada estacional de la Influenza humana, los virus de Influenza A por lo general son los causales de pandemias. Los virus de Influenza C causan enfermedad leve y los virus de Influenza D solo afectan al ganado.

Los virus de la Influenza A se clasifican en subtipos según las glicoproteínas de superficie que presenten denominadas:

  • Hemaglutinina (H) que tienen forma de bastón con 16 subtipos y
  • Neuraminidasa (N) en forma de hongo con 09 subtipos.

Así los virus se denominan usando estas letras según una clave: H1N1, H2N2, H3N2, H5N1 etc.

Estos virus tienen una gran capacidad de mutarse de manera rápida por recombinación de su ADN con otro tipo de virus, por lo cual las cepas pueden ser diferentes de una temporada a otra produciendo una enfermedad de difícil erradicación.

¿Cómo se propaga el virus de la Influenza?

Si una persona está infectada con el virus de la Influenza A y ésta tose, estornuda o habla de manera cercana a otra persona que se encuentra sana, puede expeler secreciones a través de gotitas que se diseminan y propagan en el aire, así el virus de la Influenza ingresa al organismo de estas personas alojándose en las células del tracto respiratorio.

También se puede contraer la enfermedad al tocar una superficie contaminada con el virus e infectarse al tocarse los ojos, la nariz o la boca.

Periodo de contagio de la gripe

Una persona enferma de Influenza virus, puede contagiar a otra persona desde el primer día de su contagio hasta los 7 días después de contraer la enfermedad.

¿Cuáles son Síntomas de la gripe por Influenza?

Una vez que la persona haya entrado en contacto con el virus, los síntomas pueden aparecer de manera repentina al presentar malestar general, fiebre entre 38ºC hasta 40ºc acompañado de escalofríos, cansancio, dolor de cabeza intenso predominante en la frente y orbita de los ojos.

Además, presenta tos, mucosidad nasal, dolor de oídos, senos paranasales, dolor de garganta, mialgias o dolores musculares que lleva a la postración en cama.

El dolor abdominal con diarrea y vómitos pueden estar presentes con mayor frecuencia en los niños y ancianos.

¿Cómo se llega al diagnóstico de influenza?

Además de la valoración médica de los síntomas que presenta el paciente, se le debe practicar una serie de exámenes de laboratorio entre ellos la toma de muestra sanguínea, el aislamiento del virus de las secreciones respiratorias, determinación inmunológica del antígeno y la determinación del ácido nucleico viral.

¿Cuáles son las complicaciones de éste virus y quienes son las personas propensas a padecerlas?

Generalmente en las personas sin antecedentes patológicos los síntomas de la gripe suelen desaparecer entre los cinco y ocho días posterior a su contagio, y muchos solamente requieren recibir tratamiento sintomático.

Mientras que aquellas personas que padezcan alguna enfermedad crónica como los inmunocomprometidos (Pacientes sometidos a quimioterapia, personas con enfermedades inmunológicas, etc), pacientes de alto riesgo y aquellos que padecen de alguna enfermedad cardiaca o respiratoria previa a la infección por el virus de Influenza, pueden presentar más frecuentemente complicaciones de tipo respiratorias que pueden llevar al Síndrome de Insuficiencia Respiratoria Aguda por Neumonía primaria producida por el mismo virus o incluso presentar una Neumonía bacteriana agregada secundaria a infección por Staphylococcus aureus o Streptococcus pneumoniae.

Entre las complicaciones no respiratorias que se pueden presentar están la pericarditis, miocarditis, miositis, encefalitis y Síndrome de Guillain Barré.

También están propensos a padecerlas y complicarse, los niños menores de 5 años, mujeres embarazadas, adultos mayores de 65 años, diabéticos y los pacientes que tengan afectaciones neurológicas, hepáticas y hematológicas.

Tratamiento de la gripe

La gripe no complicada suele recibir únicamente tratamiento sintomático. Sin embargo, en otros casos y en etapas tempranas de la infección por el virus de la Influenza, los fármacos antivirales como los inhibidores de la neuraminidasa (Oseltamivir, Zanamivir, Peramivir) son utilizados en el tratamiento, sobre todo en aquellas personas vulnerables a la infección por el virus.

Prevención contra la gripe por el virus de la Influenza

Las vacunas son la mejor manera de prevenir la aparición de la Influenza.

Existen las vacunas trivalentes (Tres componentes) y las tetravalentes (Cuatro componentes), la mayoría son cultivadas en huevo.

En la actualidad existen vacunas tetravalentes de cultivo celular autorizadas para su uso a partir de los 9 años de edad.

¿Quiénes deben vacunarse contra la influenza?

En primera instancia, toda vacunación debe ser indicada por un profesional de la Salud y bajo vigilancia Médica.

De modo orientador se suele indicar la vacuna contra la influenza en:

  • Toda persona por encima de los 6 meses de edad, adultos y sobre todo mayores de 50 años.
  • Personas con padecimientos crónicos pulmonar, cardiovasculares, hepático, renal, neurológico, hematológico, inmunosuprimidos, Diabetes Mellitus.
  • Los obstetras podrían decidir sobra la vacunación en Mujeres embarazadas o que pudiesen estar embarazadas para la temporada estacional de la Influenza
  • Trabajadores de la salud.
  • Personas mayores recluidos en ancianatos, discapacitados y el personal encargado en sus cuidados.
  • Personal que cuida niños menores de 36 meses.

¿Quiénes NO deben vacunarse?

  • Niños menores de 6 meses.
  • Puede existir respuesta de hipersensibilidad en aquellas personas alérgicas al huevo o alguno de los componentes de la vacuna.
  • Personas con episodios febriles agudos.
  • Personas que hayan padecido el Síndrome de Guillain Barré seis meses atrás.

Medidas básicas de prevención contra la gripe

  • Evite el contacto con personas que pudiesen estar enfermas con el virus.
  • Si cree que una persona está padeciendo la enfermedad, lávese bien las manos y evite tocarse los ojos, nariz o boca.
  • Desinfecte las superficies u objetos que pudiesen estar contaminados con el virus.
  • Si usted está enfermo, cubra su boca y nariz al estornudar o toser y evite la propagación del virus a otras personas.
  • Si ya presenta la enfermedad, acuda a su Médico, el cual decidirá si enviarle o no una receta con los medicamentos antivirales.

Te interesará …