Venitas o arañas vasculares en las piernas

Las arañas vasculares o venitas que se observan más frecuentemente en los miembros inferiores se denominan Telangiectasias, palabra que viene del griego tele-angéion: vaso lejano o capilar, y ectasia : dilatación o expansión.

Telangiectasias
Telangiectasias benignas de la insuficiencia venosa

¿Qué son las telangiectasias o arañitas vasculares?

Son dilataciones de pequeñas venas  (menores de 1 mm de diámetro) visibles en la piel.

Las que aparecen en las piernas con forma de arañitas suelen ser inofensivas y a ellas nos vamos a referir en este post, sin embargo muy distinto son las que aparecen a nivel de las mucosas o en otras ubicaciones con focos de hemorragia porque a diferencia de las anteriores pueden acompañar algunas enfermedades caracterizadas por malformaciones arteriovenosas.

¿A qué se deben estas venitas?

Esto es producido por el retorno anormal de sangre o reflujo que sucede a través de diminutas venas superficiales en forma de red ( venas reticulares) que se encuentran por debajo de la dermis.

Esta afectación como forma habitual y benigna de la insuficiencia venosa se distribuye de forma difusa en la piel de las piernas y puede verse más frecuentemente en:

  • En el sexo femenino, aunque puede verse en ambos sexos predomina en las mujeres.
  • Personas con antecedentes familiares de insuficiencia venosa.
  • En mujeres que están consumiendo anticonceptivos orales
  • Personas en quienes su actividad diaria exige estar varias horas sentadas o de pie, ya que esto aumenta la presión de las venas en las piernas.
  • Obesidad o sobrepeso.
  • Uso de ropa ajustada en exceso.

Existen casos particulares poco frecuentes de telangiectasias localizadas  que se observan focalizadas en sitios específicos no habituales (mucosas, pecho, hombros, etc) en cuyo caso es importante la evaluación médica en búsqueda de una causa subyacente diferente a la insuficiencia venosa. Algunas de estas se describen con forma de manchas puntiformes, con o sin atrofia de la piel, pueden ser sangrantes, etc.

Cuando las telangiectasias se asocian con atrofia de la piel debe evaluarse la posibilidad de enfermedades del tejido conectivo u otras entidades como la poiquilodermia atrófica vascular, la sarcoidosis o efecto del uso crónico de medicamentos corticoides, requiriendo evaluación especializada y probablemente biopsia de piel.

¿Cómo se presentan las telangiectasias asociadas a insuficiencia venosa?

Estas pequeñas venas pueden tener una coloración azulada, rojiza o violácea y suelen presentarse agrupadas tomando la forma de ramas o de tela de araña,  de allí su nombre de arañas vasculares; igualmente pueden ser de forma lineal.

¿Dónde se pueden presentar?

Generalmente aparecen en los miembros inferiores, aunque pueden aparecer en cualquier otra parte del cuerpo como las mejillas.

¿Qué síntomas acompañan a las venitas o arañas vasculares?

Con frecuencia no producen síntomas siendo la mayor incomodidad su expresión estética. Algunos pacientes  pueden referir dolor, prurito y pesadez en las piernas.

¿Existe tratamiento para las telangiectasias debido a insuficiencia venosa?

Antes de llegar al tratamiento debería tenerse en cuenta la prevención de la aparición de estas telangiectasias, evitando el sedentarismo y  el estar largas horas de pie.  Si tiene usted un trabajo o actividad que amerite estar de pie consulte a su médico si puede utilizar medias de compresión entre 15 a 20 mmHg (o más, según le indique). Es de importancia también mantener una dieta sana y balanceada.

El tratamiento  utilizado debe ser aplicado por profesionales altamente calificados (nunca se lo aplique sin atención médica), generalmente requieren varias sesiones. Los más utilizados son:

–   Uso de un componente químico especial (Espuma esclerosante) inyectado directamente en las pequeñas venas superficiales que de forma limitada y localizada produce una reacción inflamatoria y trombosis dentro de la vena ocluyéndola.

–   Utilización de rayos láser  de adecuada intensidad sobre el vaso superficial en la piel, son muy efectivos.

–   De ser necesario se puede sumar la microcirugía con para la extracción de las venas que nutren a estos vasitos.

Recuerde que cualquiera de estos tratamientos no impedirá del todo que a futuro aparezcan nuevas telangiectasias por ello la prevención es de gran importancia.

Ninguno de los tratamientos indicados es completamente inocuo, existen personas que pueden presentar manchas luego de la aplicación del esclerosante o del laser, hiperpigmentación o hipopigmentación, de acuerdo a su tipo de piel y forma de aplicación del tratamiento. También existe un riesgo aunque bajo de trombosis en quienes se aplican esclerosantes químicos, generalmente en personas con alguna predisposición.

No olvide prevenir y acudir al médico.