Ulcera Varicosa

  

La úlcera venosa o úlcera por estasis es una de las complicaciones de la insuficiencia venosa crónica. Cuando sucede en presencia de varices le llamamos úlcera varicosa.

La úlcera venosa es de difícil curación ya que por lo general asienta sobre un tejido cutáneo crónicamente lesionado debido a la hipertensión venosa fruto de un retorno venoso ineficiente que llevará a que este tipo de lesión tenga una velocidad de cicatrización muy baja y una elevada tasa de recidiva.

En los pacientes con este tipo de manifestaciones existe en la piel involucrada dermatitis crónica vinculada a un aumento de la fibrosis, trastornos linfáticos y afectación de los capilares de la microcirculación cutánea que se desarrolla en medio de un estado inflamatorio crónico.

           

Medias usadas en úlcera varicosa*

 

Características de la úlcera por estasis venoso

Suele ubicarse por lo general alrededor de los tobillos, aunque rara vez es posible verla más arriba en la pantorrilla.

Pueden ser únicas o múltiples, e incluso confluir.

Suele ser de bordes bien definidos y en ocasiones elevados.

La úlcera originariamente pequeña puede llegar a mostrar un gran tamaño si no es tratada adecuadamente.

Puede o no ser dolorosa.

Suele ser más frecuente en personas de tercera edad con mayor compromiso motor y cronicidad del daño cutáneo por varices.

La piel a su alrededor puede verse oscura y/o con signos de atrofia y despigmentación.

Las úlceras venosas debidas a insuficiencia venosa por trombosis previa (síndrome post trombótico o post flebítico) suelen ser de más difícil manejo debido a que la afectación del sistema venoso profundo muchas veces es permanente.

                                  

Medias usadas en úlcera varicosa*

Tratamiento de la úlcera varicosa

El tratamiento suele ser largo por la lenta regeneración del tejido afectado y dependerá de que se logre solucionar las alteraciones que puedan existir en los tres ejes fisiopatológicos de la insuficiencia venosa (reflujo valvular, obstrucción venosa y/o falla de bomba muscular) aunado a medidas locales o tratamiento contra infecciones.

El tratamiento de este tipo de entidad debe descansar en médicos especialistas en patología vascular y puede consistir según el caso en:

  • Cirugía de excéresis de varices si fuera posible.
  • Rehabilitación de la bomba muscular de la pantorrilla.
  • Curas locales con desbridamiento y en algunos casos inclusive hasta injertos. Aplicación de hidrocoloides según el caso, etc.
  • Elastocompresión con vendajes o medias. Al menos que el médico diga lo contrario las medias una vez puedan ser usadas deberán llevarse en todo momento  y retirarse sólo para bañarse o para dormir.
  • Empleo de Fármacos: Venotónicos, antibióticos (algunos casos), ungüentos.
  • Corrección factores acompañantes que dificulten su solución: Manejo de la diabetes, corrección de la anemia, obesidad, etc.

Es importante para un tratamiento mejor dirigido que este tipo de úlceras sean diferenciadas de otros tipos como las neuropáticas, que suelen verse en pacientes con daño en los nervios periféricos por diabetes, y las isquémicas cuando sucede la obstrucción de vasos arteriales. Otros tipos de úlceras pueden deberse a infecciones o incluso hasta neoplasias.

 

Esta información no sustituye a la opinión de su médico, los productos aquí mostrados son sólo de carácter informativo en ningún momento se están haciendo indicaciones*.