Cómo medir la temperatura ante la sospecha de fiebre

Veamos cómo medir la temperatura corporal, qué es y cómo se registra una curva térmica y cómo se clasifica la fiebre de acuerdo con este gráfico.

Ya vimos qué es la fiebre y las medidas generales recomendadas en el artículo La Fiebre que les invito a leer.

Recordemos que aunque la fiebre se asocia a manifestaciones indeseables se relaciona también con funciones de defensa como manifestación de nuestro sistema inmunológico generando un entorno que busca reducir la replicación bacteriana.

¿Qué termómetro puedo usar?

Puede perfectamente usar un termómetro digital. Por motivos de seguridad la Academia Americana de Pediatría desaconseja el uso de termómetros de vidrio con mercurio pues si llegan a romperse podrían tener efectos tóxicos. Así que si está en sus posibilidades compre un termómetro digital.

Trate de medir siempre con el mismo termómetro en el mismo sitio, no rote el termómetro entre la zona rectal y la oral por el grado de contaminación que esta mala práctica genera.

Medidas generales para usar con cualquier termómetro

Antes de usar cualquier termómetro debe limpiarlo con agua tibia y jabón o con alcohol isopropílico.  Enjuáguelo con agua fría abundante. Si el paciente es un niño o alguien discapacitado permanezca siempre a su lado mientras le toma la temperatura. Recuerde limpiar el termómetro antes de guardarlo.

¿Dónde medir la temperatura?

Se prefiere la medición de la temperatura corporal en el área rectal, ya que es la más cercana a la temperatura central del organismo considerándose fiebre en este caso como la temperatura registrada a nivel rectal mayor de 38ºC.

La temperatura obtenida a nivel oral y axilar tiene mayor dependencia de los cambios de temperatura ambiental.

Una forma muy precisa de medir la temperatura es el uso de termómetros colocados a las afueras del conducto auditivo, también llamados termómetros timpánicos, ya hablaremos de ellos.

¿Cómo se mide la temperatura rectal?

La temperatura rectal es recomendable para pacientes menores de 6 años, excepto a los que se les haya practicado cirugía rectal o tengan algún tipo de anormalidad en el recto.

1.       Lubrique la punta del termómetro que se introducirá en el recto con algún lubricante que no contenga petróleo.

2.       Vigile por proteger la intimidad del paciente

3.       Coloque al paciente boca abajo o de lado con las rodillas flexionadas.

4.       Si el termómetro es digital enciéndalo.

5.       Introduzca el extremo de medición con mucho cuidado en el ano 1 a 2 cms hasta que desaparezca la punta plateada.

6.       Sostenga al paciente evitando movimientos bruscos.

7.       Espere hasta que el termómetro emita una señal que indique su retiro

No use el termómetro rectal para tomar mediciones en la boca. Es recomendable que lo etiquete para no confundirlo con los otros que pueda poseer.

¿Cómo medir la temperatura oral?

Este método de medición se recomienda para sujetos que sean capaces de seguir órdenes. No se recomienda en personas inconscientes, en aquellos que sufran confusión mental, convulsiones, afecciones de boca y los niños menores de 6 años.

1.       Encienda el termómetro (en caso de que sea digital).

2.       Ponga la punta plateada debajo de la lengua, de preferencia hacia atrás y de un lado.

3.       Dígale al paciente que luego de colocado el termómetro mantenga los labios cerrados.

4.       Lea la temperatura cuando lo indique la señal del termómetro.

En el caso de los niños pequeños los termómetros de chupete pueden no dar buenas lecturas por lo que suelen estar desaconsejados.

No tome la temperatura oral en personas que acaban de comer o beber líquidos, si han ingerido alguno de estos espere 15 minutos para hacer la medición ya que alteran la temperatura de la cavidad oral.

¿Cómo se mide la temperatura axilar?

Es una forma de registro muy usado en colegios o por cuidadores por resultarles más fácil de colocar el termómetro y para reducir la propagación de gérmenes.

Este tipo de medición es particularmente útil para la medición continua de la temperatura con sensores aplicados sobre la piel que son seguidos por apps para teléfonos móviles (Smartphone) que actúan como modernos monitores. En mediciones esporádicas se preferirá la toma de la temperatura rectal o en la cavidad oral.

Uso del termómetro:

1.       Encienda el termómetro digital.

2.       Coloque la punta plateada del termómetro en la parte superior de la axila, pegado a la piel.

3.       Sostenga el brazo del paciente firmemente contra su pecho.

4.       Lea la temperatura cuando la señal lo indique.

¿Qué es un termómetro auditivo ?

Gracias al avance de la ciencia contamos ahora con termómetros digitales basados en la captación de señales infrarrojas. Algunos sirven para medir la temperatura de la piel y otros son usados para medir la temperatura timpánica. Nuestro tímpano y sus estructuras vecinas emiten calor que es captado por este termómetro colocado apenas en la entrada del conducto auditivo y que da un registro de alta precisión ya que el tímpano comparte circulación con el sistema nervioso en el cráneo. Los termómetros infrarrojos detectan la temperatura sin hacer contacto directo con la zona que apuntan, así que No toque el tímpano!. Este método tiene gran receptividad en los niños porque es una forma de medición rápida de la temperatura.

Precauciones a tomar con el uso del termómetro para el oído

  • Este tipo de termómetro no debe tocar el tímpano.
  • No empuje con fuerza el termómetro dentro del oído.
  • No está recomendado en personas que produzcan o tengan mucha cera en los oídos ya que puede dar valores falsos (más bajos de lo real).
  • Tampoco debe usarse en quienes tengan infecciones de oído, en los que muestres lesiones en el conducto auditivo o hayan sido intervenido recientemente de sus oídos.

Pasos para usar el termómetro para el oído

  1. Coloque la cubierta desechable sobre la punta del termómetro.
  2. Trate de que el paciente no mueva la cabeza.
  3. Si el paciente es un niño hale cuidadosamente hacia atrás pabellón de la oreja. Sí es un adulto, hágalo hacia arriba y luego hacia atrás.
  4. Coloque la punta con la cubierta desechable dentro de la abertura del oído. No empuje con fuerza la punta del termómetro en el oído.
  5. Encienda el termómetro.
  6. Siga las instrucciones que vienen con su termómetro para registrar la temperatura.
  7. Retire el termómetro de la abertura del oído y podrá leer el valor obtenido.
  8. Retire y deshágase del cobertor desechable.
  9. Almacene nuevamente el termómetro en el estuche.

Los termómetros infrarrojos para la piel de la región temporal se han usado con gran éxito, no necesitan tocar al paciente sólo acercarse, e incluso algunos tienen funciones hasta para medir la temperatura del biberón.

¿Qué es una curva térmica?

Hay procesos febriles que tiene diferente comportamiento según las horas en que se presenten, el tiempo que dure y temperatura alcanzada, por ello es conveniente para orientar el diagnóstico usar una curva térmica donde se muestren las horas del día y el registro obtenido con el termómetro. Los patrones de cómo se presenta la fiebre, su intensidad y períodos de remisión, pueden ser de gran importancia en el diagnóstico de su causa.

De acuerdo a la forma de la curva térmica, la fiebre puede ser:

Fiebre intermitente: Se caracteriza porque la temperatura se eleva y desciende cada día hasta llegar a valores normales, esto puede ser visto por ejemplo en: Septicemia, sepsis urinaria y biliar, absceso del hígado, paludismo.

Fiebre remitente: Es aquella en la que la temperatura desciende cada día, pero sin alcanzar los valores normales, ejemplo de estos pueden ser: Fiebre reumática aguda, supuraciones, bronconeumonías.

Fiebre mantenida: Es aquella en la que la temperatura febril no muestra oscilaciones superiores a 1ºC durante el día.

Fiebre recurrente: Hay alternancias entre períodos febriles y períodos de temperatura normal que son de duración variable, incluso días sin presentar fiebre, algunos ejemplos son: enfermedades causadas por Borrelia recurrentis o duttoni, Meningococcemias, malaria.

Fiebre ondulante: Ondas febriles separadas por intervalos de febrícula o temperatura normal. Enfermedades en que se podría presentar: Brucelosis, enfermedad de Hodgkin, Endocarditis.

 

 

Esta información no sustituye la opinión del médico.